Cómo afrontar la autoestima en los niños (2)

Ago 8, 2019

Seguimos esta semana con la continuación de la pautas de nuestro anterior post. Como os contábamos anteriormente, consideramos muy importante el desarrollo y atención a la autoestima de nuestros hijos, nuestros alumnos, familiares, etc. puesto que de ella depende nuestra confianza en el futuro para la realización de actividades tanto sociales como laborales, por nombrar algunas de las más importantes.

En el post de hoy, trataremos de dar algunas pautas muy eficaces y que podemos empezar a aplicar, sin necesidad de grandes esfuerzos y con las que veremos que nuestros hijos van asumiendo y aceptando nuevos retos que antes no querían por miedo a no ser capaz.

Vamos a darle la oportunidad de hacer cosas

Con esto quiero decir que vamos a dejar a nuestros hijos que asuman responsabilidades que hasta ahora no realizaban. El objetivo de ésta idea es que ellos mismos vean que son capaces de hacer cosas que pensaban que eran de adultos o que sencillamente no les correspondían. En consulta veo que con frecuencia los padres, en un intento de “ayudar” a sus hijos, asumen tareas de ellos, como prepararles la mochila para el día siguiente o contestar por ellos cuando se les pregunta. En contra de lo que pudiera parecer, de esta manera no ayudamos al menor, sino todo lo contrario. Le estamos limitando y no le estamos dejando que asuma responsabilidades que sin ninguna duda, pueden asumir. Por ello, os animo a que dejéis a vuestros hijos que tomen responsabilidades y que a su vez, les reforcéis por ello haciendo hincapié en que ellos han sido capaces de hacerlo solos.

Vamos a fijarnos en las cosas que hace bien

Con bastante frecuencia, observamos a padres que ya no saben cómo lidiar con sus hijos y cualquier comportamiento que tienen, los padres lo ven como inadecuado y confirma su idea de que el niño es “malo”. O en nuestro caso concreto que nos ocupa, se confirma la idea de que no sabe o que tenemos que ayudarle para que sea capaz de hacerlo. Por ello, animamos a los padres a dejar de poner nuestro foco de atención en ese tipo de cosas y que lo centremos en aquellas que hace de manera autónoma y que además las realiza adecuadamente. No hace falta que el niño haga grandes proezas, con cosas cotidianas como poner y recoger la mesa o completar sus tareas escolares solo, será suficiente.

Vamos a animarle a que afronte miedos

Cómo decía la gran Eleanor Roosevelt, “Haz cada día algo que te de miedo hacer». Ésta gran frase de la defensora de los derechos humanos durante principios del siglo XX, no puede contener mayor verdad para el tema que nos ocupa en el post de hoy. Siguiendo con las ideas dadas anteriormente, se trata precisamente de eso, de afrontar miedos que tenemos para ver cómo somos capaces de superarlos y, lo más importante de todo, ver cómo hemos sido capaces de superarlos puesto que eso será un gran empujón para nuestra autoestima, que se verá reforzada a la vez que todos nuestros pensamientos de incapacidad los haremos más débiles, lo cual es una de las mejores sensaciones que se pueden experimentar. Si esto lo llevamos a la práctica con la mayor frecuencia que podamos, nuestros miedos cada vez serán menores y como consecuencia, nuestra autoestima tenderá a estar más equilibrada y no tan próxima a un punto negativo.
Por tanto, os animo a que a vuestros hijos les deis la oportunidad de superar sus miedos y de acompañarles en ese proceso pero siempre desde la distancia, puesto que deben de ser ellos los que asuman todos los riesgos. Nuestro papel como padres en este caso, será el de guía y apoyo.

Perfección

No es un error que la palabra perfección aparezca tachada. Con esto queremos decir que debemos quitarle a nuestro hijo la idea de que las cosas o se hacen perfectas o no están bien hechas. Con frecuencia, este tipo de pensamientos son frecuentes en personas con una baja autoestima, puesto que necesitan que todo salga a la perfección y no cometer ningún error para sentirse válido. Por ello, vamos a intentar desterrar estos pensamientos de la cabeza de nuestros hijos haciéndoles entender que es mejor hacer las cosas de una manera más sencilla pero igualmente válida, que no hacerlas.

Esperamos que estos sencillos pasos que detallamos en el post, os hayan dado las claves necesarias para trabajar la autoestima tanto con vuestros hijos como en vosotros mismos. Ya sabéis que para cualquier consulta o duda que queráis realizarnos, podéis contactar con nosotros a través de nuestra página web www.sarahiges.es